Formacion XXI. Revista de formacion y empleo

Formación XXI.

23

Julio 13

El emprendimiento en los mayores de 45 años

El paro es la consecuencia más evidente de la situación económica que atraviesa España. Cinco años después de que comenzara la crisis, el deterioro laboral se ha extendido a la práctica totalidad de los grupos de edad, siendo los mayores de 45 años los más afectados.

Artículo realizado por: Juan José Rodríguez Martín . Responsable Área de Desarrollo Técnico de IFES.

Las cifras hablan por si solas: según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2013, más de dos millones de personas mayores de 45 años se han ido al paro, lo que supone que actualmente los desempleados de esta edad ascienden a cuatro de cada diez. De estos, casi el 50% lleva más de dos años en el desempleo y el 23% busca empleo desde hace más de un año. La tasa de paro de larga duración de los mayores de 45 años se sitúa en el 70%, casi catorce puntos por encima de la del resto de la población española (56,3%).

La Fundación Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES) consciente de esta situación, y en sintonía con su misión de mejorar la empleabilidad de los trabajadores y trabajadoras, equilibrando su cualificación profesional con los requerimientos del mercado de trabajo, ha realizado un estudio para intentar conocer en profundidad la situación actual de este colectivo de trabajadores. La metodología utilizada ha incluido entrevistas a expertos, grupos de trabajo y más de 500 encuestas.

Los resultados son arrolladores: la mayoría de los mayores de 45 años en paro tiene una formación básica, correspondiente a educación primaria o primera etapa de secundaria . Por sexo, existe un ligero predominio de los hombres frente a las mujeres (51,3%).

Este colectivo está sufriendo serias dificultades para hacerse un hueco en el mercado laboral: el principal motivo por el que no encuentran trabajo es su edad. Así lo manifiesta el 90,6% de los encuestados, frente a un 9,4% que opina que es una víctima más de la crisis y que la edad no influye.

Resulta preocupante su escasa confianza en el tiempo que tardarán en encontrar un empleo: más de la mitad de los encuestados considera que tardará más de un año en incorporarse al mercado laboral.

Del total de los trabajadores mayores de 45 años desempleados participantes en el estudio, el 94,4% trabajó en su última empresa por cuenta ajena, mientras que tan sólo el 5,6% lo hizo por cuenta propia.

En las actuales circunstancias de crisis económica, el emprendimiento se concibe como un motor para superar el actual escenario económico, sobre todo cuando se lleva a cabo en sectores emergentes con gran demanda en el mercado y elevado potencial de crecimiento.

La iniciativa emprendedora resulta vital para todos los colectivos, puesto que mueve a las personas a prosperar y alcanzar metas más ambiciosas, tanto en el plano laboral como en el personal. Y es entre los desempleados de más edad, en situación de riesgo de exclusión social y con dificultad de reinserción laboral, donde sus beneficios resultan más evidentes, al ofrecerles la oportunidad de aprovechar todo su bagaje de experiencias.

Sin embargo, es necesario analizar y considerar las dificultades de este colectivo para emprender, siendo la falta de una formación en materia de emprendimiento adaptada a sus necesidades un impedimento que supone una barrera para plantearse está opción laboral. Sin una formación adecuada, las opciones de acceso al empleo por cuenta propia disminuyen y merman las posibilidades de reingreso al mercado de trabajo.

Más del 60% de los trabajadores mayores de 45 años consideran que emprender un negocio es una buena opción profesional cuando no existe la posibilidad de trabajar por cuenta ajena. De esto se deduce que este colectivo se plantea la posibilidad de emprender por necesidad y no por convencimiento.

La mayoría coincide en señalar que la fuerte crisis económica y la falta de demanda en el mercado, junto a la incertidumbre sobre cómo evolucionará a corto-medio plazo, hacen que este colectivo considere muy arriesgado emprender un negocio. Sin embargo, algunos de ellos tratan de poner en marcha un negocio, por necesidad, intentando arriesgar lo mínimo posible.

Cuando se les consulta si consideran que la actividad emprendedora bien planificada puede constituir una salida a la crisis económica y a la situación laboral actual, ocho de los diez responden afirmativamente.

A la pregunta sobre la actividad emprendedora en España, la mayoría coincide en que en nuestro país no existe una cultura emprendedora, existiendo un gran miedo al fracaso.

Respecto a las diferencias entre las empresas creadas por los jóvenes y los mayores de 45 años, casi todos los encuestados coinciden en señalar que son considerables, caracterizándose el emprendimiento de los mayores por centrarse en sectores maduros, ser menos tecnológico e innovador, y más de supervivencia. Además, las aspiraciones económicas de los mayores suelen ser inferiores, buscando cubrir tan solo sus necesidades, en vez de perseguir la creatividad, la innovación y el valor añadido a través de la diferenciación en el mercado.

Entre los factores que actúan como frenos para la creación de un negocio propio destacan: las limitaciones económicas, la falta de asesoramiento y formación, la situación de crisis económica, el miedo al fracaso y la excesiva competencia en el mercado.

Sin duda alguna, la actividad emprendedora requiere constancia, dedicación absoluta y una formación que asegure eficiencia y éxito en el negocio . Pero la mayoría de los trabajadores de más edad no han tenido posibilidad de acceder a esta formación y, además, mientras han estado ocupados en una empresa no han aprendido a emprender sino a desempeñar cada vez mejor su puesto de trabajo. Por tanto, es necesario avanzar en este sentido, impulsando la formación para el emprendimiento en todos los ámbitos, y especialmente entre el colectivo de mayores de 45 años en situación de desempleo.

 

 

La escasa cultura empresarial de este colectivo, junto a la progresiva pérdida de empleo experimentada en los últimos años, han hecho que desde IFES se haya desarrollado una iniciativa específica con el objeto de mejorar la formación para la creación de empresas de los mayores de 45 años.

Teniendo en cuenta tanto las capacidades profesionales como las habilidades que debe tener un buen emprendedor, y las características propias de los mayores de 45 años, los contenidos formativos desarrollados se dirigen a favorecer el autoempleo, teniendo en cuenta estos objetivos:

  • Fortalecer la autoestima de los trabajadores desempleados mayores de 45 años.
  • Cambiar la actitud hacia el empleo por cuenta propia, pasando a considerarla una opción profesional valiosa.
  • Adaptar sus competencias profesionales para su reinserción en el mercado laboral mediante el emprendimiento de un negocio propio en un sector emergente.
  • Potenciar las habilidades sociales más influyentes para el emprendimiento.
  • Adquirir las capacidades necesarias para desarrollar ideas de negocio viables en el mercado laboral actual.
  • Mejorar las habilidades necesarias para reconocer y explotar las oportunidades de negocio surgidas en el entorno.
  • Desarrollar la capacidad creativa.
  • Alcanzar las habilidades necesarias para resolver de forma responsable situaciones laborales difíciles.
  • Examinar los diferentes tipos de costes asociados a la actividad empresarial.
  • Conocer los procedimientos requeridos actualmente para crear una empresa en cualquiera de las fórmulas legalmente establecidas.
  • Analizar los aspectos básicos a controlar en el funcionamiento de una empresa que opera en el mercado actual.
  • Identificar los aspectos que debe contemplar un plan de negocio, las características que debe tener y los pasos necesarios para su elaboración.

IFES se compromete a seguir respondiendo a las necesidades de formación de los trabajadores y trabajadoras, ocupados y desempleados de más edad, potenciando su recualificación, el desarrollo de sus competencias, la actualización de conocimientos y su especialización profesional.

 

 

Imprimir